English |  Deutsch |  Français |  Italiano |  Español
Archives historiques - 
Recherche:

Utilisez le signe + pour séparer les mots.
Période: Jour Mois Année Jour Mois Année
De 19
A 19
 
Filtrer les résultats: Emission Langue
Chroniques politiques et culturelles (CP) - 13 MAI 1940 - Espagnole
     [CP-1940-05-13-ES]


Télécharger les fichiers

Aperçu rapide de l'OCR:
Oronioa del día. 13 de mayo de 1940.
Qué triste semana dejamos tras nosotros! Mientras que la prima«*
vera extendía por nuestra hermosa patria sus JUMmsx axs HasieBa
x&xjBsx seduooiones, mientras que la renovación de la naturaleza
nos llenaba de esperanza y nos inclinaba al optimismo, la más aruel
realidad ha venido a reoordarno,s la gravedad de las circunstancias.
11 viernes por la mañana, al despertarnos, hemos teñidlo noticia de
la agresión de que aoababan áefjr ser victimas inocentes tres pequeños
Estados neutrales y amigos: Bélgica, Holanda y lujcemburgo, El espectro
de la guerra, lejos de esfumarse, lejos de desvanecerse, adquiría
consistencia, se xaqpAXax imponía a nuestra mente.
Se acabaron las ilusiones a que se hablan entregado los hombres
de buena voluntad. Durante muohos meses hemos pensado todos que esta
nueva guerra era una "guerra mix mwm curiosa", hemos esperado que
no estallaría nunoa realmente, y que los hombres por mucho que les
ciegue la ambición y por muy desvariados que estén por sus errores,
retrocederían ante el empleo total de esa fuerza que habian acumulado
durante años. Ya no se trata de una fuerza de la que pe hace alarde
para no tener que servirse de ella. Se trata más bien de un instru*
mentó que esta forzado a utilizar, por el ;ir.ioo hecho de haberlo
Para nosotros, los suizos, esos acontecimientos son una dura
«&K advertencia. Habíamos visto alejarje de nosotros el teatro de
lar operaciones, abiertas ante todo en las llanuras de Polonia y
transportadas luego a las nieves de Finlandia y a las captas escarpadas
de Noruega. Parecía que el frente occidental no habla de moverse,
que los beligerantes permanecerían en él xxgwJraxKxgxgsfca
oara a cara, mientras que la partida principal se jugarla en otro
sitio, en algún teatro lejano, y quizas solo en el terreno eoonomioo.
Todas esas ilusiones se han derrumbado oomo castillos de naípesp
La guferra está ya a nuestras puertas. El frente idental se ha
puesto en movimiento. El drama, más trágico y más brutal que habla
podido imaginársele, ha estallado. Ya no ouenta mas que la fuerza.
El derecho internacional y los tratados son pisoteados. Ba violen»
oia y la razón de stado reinan como tiranas.
iCcfmo podríalos dejar de KSXXSXX sentir, oómo podríamos dejar de
decir que la causa de Bélgica, de Holanda y de Luxemburgo es nuestra
propia oausa?¿Cdmo podríamos dejar de sentirnos solidarios con esos
tres pequeños atados que no tenían más que un solo deseo, vivir
en paz, y que deben aceptar hoy los más grandes saorifloios y some»
terse a los mes dolorosos maSxtmaitmmx. sufrimientos para salvar su
independenciai Podría temerse que un día seamos los únicos neutrales
en Europa. Y llegamop a deoirnos que el privilegio que IsàatxxExfcsoMtt
gozamos de estar todavía al margen, descansa en bases extremada
Ante la evldenfiia de esos hechos, nuestro pueblo y sus autorida*
des, tanto civiles oomo militares, han reaccionado con la mayor
ttxsm firmeza, la toda nuestra pfcensa, ha sido unánime el grito de
simpatía por los pequeños pueblos xiAttauq ae laguerra» Ademas no
hemos afcxx omitido nada para que nuestra defensa nacional esté
' en condiciones de haoer frente a todas las situaciones. Ifc jéroito
i ha oiáo movllioadOw Huestros soldados 'eefsr. cr. zv.s puestos, desde
el primero hasta el ultimo hombre, Ho hay más parmisos. Al mismo
tiempo se han decretado med&as de seguridad para oponerse a los
manejos de lo que se ha dado en llamar la " quinta columna", a fin
de neutralizar los aotoB hostiles que podrían cometer »x* na »iteras
extranjeros en nuestro propio territorio. Estamos abe preparados.
Nosotros no capitularemos, oomo no han capitulado la-
naciones que en eptos mismos momentos se están defendiendo noarai*
Tenemos fé en nuestros destinos y estamos decididos a fijarlos
por nosotros mismos. Cuando las circunstancias XEkassxxjuuccfesccsx
f»«xx«Kx sean más fuertes que nosotros» salvaremos la honra.
Hada más caraoteristioo del espíritu que reina en nuestro pais
Guisan, primer comandanta»
que la orden del día dada por el gax General épfcr ¿es&¿ del ejército
suiao .e.l 11 de mayo del actual:
"La movivlizaycio'n genjral, que propuse ayer al Consejo federal,
ha sido motivada nor la seriedad de la situación internacional*
Nuestro ejército está dispuesto a cumplir su deber en todas nuestras
fronteras. Defenderá con la última energía la libertad de nuestro
país oontra todo agresor, sea quien fuere. Si fuera preciso, nos
sacrificaremos todos por nuestros hijos y por el porvenir de maacasx
nuestra hermosa patria. Oficiales, suboficiales, soldados, los destinos
del país están en vuestras manos. Tengo la certeza de que cada
uno hará su deber en el puesto que le he asignado. Repito lo que
ya os he dicho: noticias que pudieran difundirse por medio de la
radio, por proolamas o por otros medios, y que pongan en $ duda la
voluntad de resüstenoia del Consejo federal o del General, deben
considerarse como mentiras de propaganda derrostista. Nuestro lema
es sencillo; «igsmjra tranquilos, fuertes y unidos y de esa manera
seguiremos siendo hombres libres I
v.1.09